HOY ES LA FIESTA DE LOS VIDENTES DE FATIMA , JACINTA Y FRANCISCO, HOY ELEVADOS A LOS ALTARES.

“Doy gran importancia a esta beatificación. Lo que leemos sobre la vida de Jacinta y Francisco habla enfáticamente de una existencia santa, como para merecer el honor de los altares.
“Ya sea Jacinta, por todo lo que sufrió, como Francisco que se enfermó y tuvo que sufrir una enfermedad difícil y dolorosa.
“La evidencia sugiere que Jacinta era muy apreciada por la Virgen, cuando las apariciones tuvieron lugar. Sin embargo, su hermano no lo era tanto.
“En algo él disgustaba a la Virgen, lo que sin embargo no le impidió ser un testigo de las apariciones, y por lo tanto formar un trío con su prima, Lucía, y su hermana (*).
“De hecho, Francisco no oía lo que decía la Virgen, pero “sólo” la veía… (¡Poder verla! Ni siquiera podemos imaginar lo que esto quiere decir!). Pero estaba claro que él “solo” veía porque en algo disgustaba a la Santísima Virgen.
“Es bueno considerar la forma en que Ella trata a las almas elegidas – como de hecho lo fue Francisco, quien murió en olor de santidad: la Virgen le limitó de alguna manera el conocimiento de lo que estaba ocurriendo. Pero recibió la gracia de verla, pero no la de escucharla.

Jacinta estaba en un escalón más alto, porque escuchaba lo que decía la Virgen. Por lo tanto, se hizo cargo de todo el peso de la privación e incluso de la incomprensión de la gente de su tiempo y murió entregada amorosamente a la Virgen. Son dos almas que, si son beatificadas, reunirán en sí un rico conjunto de lecciones para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu
Social profiles
WhatsApp chat