Dignidad y distinción para grandes y pequeños

Sir Winston Churchill alcanzó en su país la cumbre de las grandezas humanas, y lo alcanzó merecidamente, según el consenso general, por su talento excepcional, por la envergadura impar de su personalidad, por el valor de los servicios de todo orden que viene prestando a su patria a lo largo de una brillante carrera política. Dotado además de todo el “raffinement” de una educación exquisita y tradicional – Churchill es nieto del Duque de Marlborough – de una cultura vigorosa y extensa, el gran estadista también se destaca como hombre de salón de los más perfeccionados de nuestros días, y como escritor y orador brillante. Nuestro cliché lo presenta en gran uniforme, con el collar de la Jarretera, llegando a la Abadía de Westminster para la coronación de la Reina.

Es evidentemente muy natural que un personaje de tanto valor se presente revestido de sus insignias, en el más solemne de los actos de la vida pública inglesa

Sin embargo, sería  un grave error suponer que, según la doctrina subyacente a toda la ceremonia de coronación ( vista, entiéndase bien, en sus líneas generales y sin los añadidos que desgraciadamente en ella introdujo la herejía anglicana),  los trajes nobles, dignificantes, solemnes, tocan sólo a las                        personas destacadas .

Si el traje debe estar de acuerdo con quien lo usa, y con la circunstancia en que lo usa, es bien verdad que en el hombre eminente debe armonizarse con el destaque que ese hombre ha alcanzado. Pero Dios no tiene por hijos tan sólo a los hombres eminentes. Toda criatura humana, por modesta que sea, tiene una dignidad propia, natural e inalienable. Y aún mayor, inconmensurablemente mayor, es la dignidad del último, del más olvidados de los hijos de la Iglesia, como cristiano, es decir, como bautizado, y miembro del cuerpo Místico de Nuestro Señor  Jesucristo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu
Social profiles
WhatsApp chat